Cómo sacar de una antena tv varias tomas

En Qmadis somos muy "manitas" y nos agradan las instalaciones en el hogar. Y entre las primeras instalaciones en las que pensamos en el momento en que nos mudamos a una exclusiva casa, al lado de la iluminación de la vivienda, es la instalación de la antena de televisión.

Por esa razón en el presente artículo te vamos a explicar de qué manera disponer una antena para una casa unifamiliar.

Conexión televisión: control

La señal de televisión se genera al recibir una señal terrestre (TDT) o un sistema parabólico (transmisión por satélite) transmitida mediante una o múltiples antenas exteriores, que paralelamente se conectan a un cable coaxial.

Este dispositivo tiene una continuidad cierta, en dependencia de de qué manera estén preparadas las conexiones de televisión y links intermedios en la vivienda.

Opción 1: con un transmisor de vídeo o transmisor de vídeo

La primera opción, observando la televisión sin antena, es por medio de un transmisor de vídeo, que nos deja trasmitir la imagen de un decodificador de TDT, televisión de pago, reproductor, etcétera. de una habitación a otra.

Un Vídeo Sender se compone de un transmisor y un receptor que mandan la señal de manera inalámbrica de una habitación a otra. Se frecuenta señalar en el anverso o reverso cuál de ellos es el remitente y cuál el receptor.

Conexión de desvío

  • En casas unifamiliares para antenas de televisión: R5 se corta y no se mitiga.
  • En un edificio con antena común: Se corta R5 y se ajusta la atenuación según la localización de la conexión al amplificador.

R5 se deja y se prueba con amortiguación mínima (sin cortes).

¿Tienes conexión de antena media?

En el vídeo te enseñamos de qué forma llevarlo a cabo. La primera cosa que debe estimar es si su retiro de hoy es un retiro final o un retiro provisional. En el momento en que la grabación sea determinante, va a deber reemplazar la última grabación aérea por una grabación media. El mecanismo debe aceptar una simple extracción de un cable de salida.

Es algo sencillísimo, como podéis ver en el vídeo. Si tienes un pelacables, es aún mucho más simple. Si no tienes un pelacables, primero tienes que recortar de 2 a 3 cm de la cubierta de plástico aislante del cable coaxial. Entonces desarmamos la malla metálica a fin de que quede doblada en el cable. En ese punto estamos con una cubierta aislante de la que debemos recortar cerca de 1 cm, dejando al descubierto el abultado hilo de cobre, asimismo llamado "vivo". La malla jamás debe tocar este alambre central. Tanto en el cable de entrada como en el de salida, hay que ingresar este cable como observamos en el vídeo, sujeto a presión con un tornillo y una placa.

Deja una respuesta

Subir