Base de cemento para lámpara de pie

Construir una lámpara de pie con una base de cemento puede ser un proyecto interesante y muy económico, además de ser una excelente forma de personalizar una lámpara para su hogar. Puedes utilizar cemento para crear una base que sea única y diferente a la mayoría de las lámparas de pie comerciales que puedes encontrar en cualquier tienda. En este tutorial de mostraremos cómo construir la base de cemento de una forma clara y sencilla para tu lámpara de pie favorita.

Materiales para la base de cemento

Para comenzar, necesitará algunos materiales básicos. Necesitará una taza de cemento de grado de construcción, una mezcla de arena, agua, una forma para su base (puede usar un recipiente de plástico para esto), un recipiente para mezclar, guantes protectores, una máscara y una espátula para trabajar el cemento.

En primer lugar, prepara la forma para tu base. Si estás usando un recipiente de plástico, asegúrate de que esté limpio y libre de cualquier residuo de polvo, grasa o aceite, que puedan afectar la adherencia del cemento. Después prepara la mezcla de cemento mezclando la cantidad recomendada de cemento y arena, según las instrucciones del fabricante, en un recipiente hondo. Agrega despacio el agua mientras mezclas con una espátula hasta que la mezcla tenga la consistencia de una pasta espesa.

Ahora es el momento de darle forma a la mezcla. Coloca una capa de la mezcla en la parte inferior de la forma para asegurarte de que esté totalmente cubierta. Comienza a agregar la mezcla restante en la forma, presionando firmemente para asegurarte de que quede bien sujeta. Recomendamos usar una espátula para alisar la superficie de la mezcla para que quede lisa y plana.

Una vez que la mezcla esté bien aplanada y sujeta en la forma, deja que se seque totalmente. Dependiendo de la humedad y la temperatura ambiente, la base puede tardar de 24 a 48 horas en secarse por completo. Para acelerar el proceso de secado, puedes usar un secador de pelo sobre la base.

Una vez que la base esté completamente seca, es el momento de quitarla de la forma. Coloca el recipiente con la base en una superficie plana y firme con cuidado y levanta la forma para desmoldar la base.

Desmolda la base de cemento y déjala a tu gusto

Ahora que la base está desmoldada, es el momento de pulirla. Utiliza lija fina para suavizar las aristas y los bordes de la base. Luego, utiliza lija de grano medio para lijar la superficie de la base. Esto ayudará a eliminar cualquier imperfección en la superficie, como grietas o marcas de dedos.

Por último, aplica un fijador en la base para protegerla. Utiliza un sellador de cemento para este propósito. Aplícalo en la superficie de la base con una esponja o una brocha suave y asegúrate de cubrir toda la superficie con una capa fina y uniforme. Deja que el sellador seque por completo antes de usar la base.

Ahora que la base está lista, es el momento de instalar la lámpara. Coloca la base en una superficie plana y firme y, después, sigue las instrucciones del fabricante para realizar la instalación completa.

 

Deja un comentario