¿Por qué los pájaros no se electrocutan en los cables?

Las líneas eléctricas son muy peligrosas por la proporción de energía eléctrica que llevan, y si bien a primer aspecto no lo parezca, las leyes de la física se aplican tanto a los humanos como a las aves. Frecuentemente semeja que las aves son inmunes al riesgo de los tendidos eléctricos, puesto que se posan sobre ellos tal y como si nada hubiese pasado.

La razón por la cual los pájaros no se electrocutan es pues son pequeños y solo tienen la posibilidad de tocar un solo cable. Las aves enormes se electrocutan pues prolongar sus alas les deja tocar mucho más de un cable, ocasionando un cortocircuito que provoca que la electricidad empieze a fluir por medio de sus cuerpos, subiendo su temperatura y quemándolos instantáneamente.

¿Por qué razón las aves enormes tienen la posibilidad de electrocutarse en el momento en que se ponen en una línea eléctrica?

Si además de esto el animal toca un segundo cable, se crea una enorme tensión entre el animal y la tierra y se electrocuta en el instante. Es por este motivo que ciertas aves de importante tamaño tienen la posibilidad de electrocutarse en ciertas oportunidades, ya que al prolongar sus alas les deja tocar mucho más de un cable al unísono, donde la cantidad considerable de electricidad podría electrocutar instantáneamente al animal.

Producto actualizado el 9/7/2020

¿Por qué razón no se electrocutan los pájaros?

Seguramente frecuentemente viste pájaros posados ​​en cables resistentes mientras que viajaban como usuarios en vehículo u otro medio de transporte, y te has cuestionado en algún momento ¿por qué razón no les pasa nada? De todas formas, tanto si te hiciste esa pregunta tal y como si no, te la vamos a contestar.

Electricidad en las piernas

Además de esto, acostumbran a moverse a zonas de diferente tensión, de donde hay mucho más o de donde hay menos, por un fenómeno popular como diferencia de potencial. ¿Qué debe ver todo lo mencionado con las aves?

En el momento en que un pájaro se posa en un cable y le llega electricidad a una de sus patas, los electrones tienen 2 opciones: continuar fluyendo por el cobre, ignorar al animal, o circular por su cuerpo de una pata a la otra. El cuerpo del animal no es buen conductor, con lo que es considerablemente más simple continuar el hilo.

Medidas para impedir estos accidentes

En ciertos países, el número de electrocuciones es alarmante. En España, por servirnos de un ejemplo, los tendidos eléctricos matan de año en año 33.000 aves rapaces, muchas de ellas especies protegidas (como el águila imperial). En el momento en que las considerables compañías eléctricas rinden cuentas, las protestas se desvanecen en mares de burocracia y política, de forma que las instalaciones en ocasiones no son reparadas.

En ocasiones pájaros electrocutados se prenden fuego en el suelo, ocasionando un incendio. En Soria (España) se han producido 30 incendios forestales.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir