¿Qué potencia se debe contratar en una casa?

Nuestras pretensiones cambian transcurrido el tiempo, con lo que es requisito cambiar la capacidad de nuestra casa consecuentemente. Conforme la población incrementa o reduce, probablemente las pretensiones cambien.

¿Conectaste el aire acondicionado, el horno y la vitro y brincaron los cables? Probablemente la intensidad de luz mínima que tienes contratada no sea bastante para tus pretensiones.

¿Cuánto cuesta mudar la capacidad eléctrica contratada?

El valor del cambio de capacidad contratada está fijado en el Folleto Oficial del Estado (BOE), pero el coste es dependiente de si se desea acrecentar o reducir. Por servirnos de un ejemplo, el valor de cambio de capacidad de luz se apoya en:

  • Incrementa la capacidad de luz: tienes que abonar el depósito, renovación (17,37 € por kWh que desees acrecentar) y ingreso (19,70 € por kWh quiere acrecentar sin IVA).
  • Capacidad de luz achicada: tienes que abonar una cuota inicial con independencia de los kW reducidos.

¿Es viable abaratar la factura mejorando la capacidad contratada? Te enseñamos de qué forma llevarlo a cabo.

En el momento en que charlamos de la factura de la luz, frecuentemente tendemos a fijarnos únicamente en el valor del kWh, que en el final perjudica solo a una tercer parte del importe total de la factura, que corresponde al consumo. Y sucede que una cuota eléctrica no solamente se disminuye en eso, de ahí que es esencial, aparte de cobrar los impuestos (IVA y tasa eléctrica), fijarse asimismo en la capacidad contratada, que establece el importe del período eléctrico. "el fijo" de la factura. Siendo costos fijos, seleccionar el centro de coste perfecto para nuestras pretensiones y eludir gastar de sobra (esto es, mejorar) es la clave para ahorrar en la factura de la luz.

Entonces, así sea que esté poniendo electricidad en una vivienda o edificio por vez primera o desee ahorrar en su factura de electricidad de hoy, o sea de su interés.

Equipamiento de tu casa:

  • Entender qué género de iluminación tiene tu casa es primordial, puesto que usar lámparas LED o CFL te puede contribuir a ahorrar mucha energía y por consiguiente, tener menos contratación requerida.
  • La calefacción se encuentra dentro de los elementos que mucho más energía puede llegar a consumir, con lo que hay que prestar particular atención a la fuente de energía o comburente que usemos, si es eléctrica (con una central, split, radiadores eléctricos, agua, brillante eléctrica hilo, fondo de agua brillante), gas u otros.
  • Otro elemento esencial es la climatización, hay que tomar en consideración si es con una central o split y en caso afirmativo el número de entidades.
  • Además de esto, el sistema de calentamiento de agua asimismo es clave, nuestro alquiler va a depender de si es un calentador eléctrico, una caldera de gas, un sistema de aerotermia o geotermia, cuadros solares, etcétera.
  • Asimismo influye el número de electrodomésticos y su eficacia energética. Los mucho más comunes son el frigorífico, el congelador, la vitrocerámica, el microondas, el computador, la televisión o la depuradora y hay que prestar particular atención a la lavadora, al lavaplatos y al horno puesto que son los que mucho más consumen.
  • Otro aspecto a estimar en los últimos tiempos es si hay un punto refulgente para un vehículo eléctrico o híbrido enchufable.

Una vez analizados todos estos causantes, el próximo paso es contratar la cuota y capacidad correctas. Hay una extensa variedad de tarifas y compañías para esto y en Nocte te aconsejamos que hagas una investigación de mercado antes en tanto que frecuentemente pagamos mucho más pues no observamos las distintas opciones que contamos.

Si aún no has dado de alta el suministro eléctrico

Si aún no has dado de alta el suministro eléctrico, primero tienes que ofrecer de alta el folleto eléctrico desde casa. Hablamos de un archivo oficial emitido por un instalador eléctrico reconocido en el que consta que la instalación está en buen estado, el género de instalación que poseemos, la capacidad sugerida y la capacidad máxima.

En la actualidad, la normativa establece que en las casas de obra novedosa, el promotor o dueño establece la capacidad con la comercializadora, y no ha de ser inferior a 5,75 kW. Como resultado, varios usuarios tienen mucho más capacidad contratada de la que verdaderamente precisan. Sin embargo, si hablamos de una casa vieja, la capacidad contratada va a poder ser desde 2,3 kW.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir