Hacia qué lado se abren los radiadores

Cerrar adecuadamente un radiador no es una operación muy dificultosa, pero si no tienes idea de qué forma llevarlo a cabo en este preciso momento, en el artículo te lo enseñamos todo.

Esencialmente lo que has de saber es que para cerrar un radiador debes girar la manilla que deja que la válvula abra y cierre.

¿De qué forma cerrar la llave para eliminar un radiador?

El grifo de un radiador se cierra normalmente en el sentido de las agujas del reloj. Comunmente está en la parte de arriba de los radiadores de 2 cilindros y en la parte de abajo de los radiadores de un solo tubo.

Consejo: si no andas seguro de dónde se encuentra el grifo, toca delicadamente la manguera que va al radiador. Si hace calor, esa es la entrada de agua de calefacción y ahí está el grifo.

Pero, ¿y el dueño?

No debemos tocar los aguantes, en tanto que están diseñados para otras funcionalidades:

  1. En el caso de fallo o fuga del radiador, nos dejará sacar completamente el radiador para llevarlo a arreglar mientras que el resto de radiadores marchan bien. Esto se origina por que cerrando el soporte y el grifo logramos aislar absolutamente el radiador del circuito de calefacción. Lo que antes parecía tan fácil no lo era. En verdad, anteriormente los radiadores no tenían aguantes, y esto suponía un enorme problema en el caso de fallo: habitualmente era preciso mudar todo el circuito de agua de calefacción para arreglar entre los radiadores. Por fortuna, esto por el momento no es de esta manera: en este momento son obligatorios.
  2. Para equilibrar el circuito de calefacción. El agua ardiente para calefacción sale de la caldera y circula por cañerías hasta llegar a los distintos radiadores. Entonces regresa por otro conducto a la caldera, para regresar a calentarse y nuevamente a los radiadores. Y de este modo interminablemente. Lo que pasa es que habitualmente en un mismo sistema de calefacción se forman múltiples circuitos cerrados de ida y vuelta. Y el agua tenderá a circular en el circuito mucho más corto, dejando los circuitos mucho más largos con agua semiestancada y mucho más fría. Para arreglar este inconveniente, los fontaneros efectúan la maniobra de equilibrado de la calefacción. Esta maniobra actúa sobre los aguantes, regulando el caudal de agua que entra en todos y cada radiador para conseguir un especial equilibrio del sistema. De esta manera el agua circulará por todos y cada uno de los circuitos de manera aproximadamente afín.

¿Qué es un escudo térmico?

La detentor es una llave instalada en la salida del radiador (retorno del sistema) que regula el caudal de agua ardiente que sale del radiador y comunmente está en el radical inferior del mismo. Su función primordial es efectuar el equilibrado hidráulico de los cuerpos radiadores por medio de su regulación. Si bien asimismo tiene la función de válvula de cierre, ya que deja cerrar el paso de agua al radiador y de esta manera hacer trabajos de cuidado o substitución del mismo.

Antes de seguir comentar que una aceptable regulación o equilibrado de un sistema de calefacción por radiadores es siempre y en todo momento aconsejable para los instaladores de calefacción, puesto que este equilibrado se efectúa midiendo las temperaturas entre la ida y el retorno y de esta manera consecutivamente. oportunidad de regular la diferencia térmica desvanecida por cada radiador. Ardiente todos y cada uno de los radiadores de la vivienda del mismo modo.

El radiador está totalmente frío

Hay que revisar si el grifo del radiador está cerrado (abre a la izquierda y cierra a la derecha) y si la válvula de detentor asimismo está clausurada.

Deja un comentario