Autoconsumo eléctrico sin conexión a red

Las instalaciones recluidas tienen exactamente el mismo desempeño básico que las instalaciones de autoconsumo, pero en un caso así no tienen conexión eléctrica física a la red de transporte o distribución general de energía eléctrica.

Al no tener soporte de red, el almacenaje de energía con baterías es primordial en este género de instalaciones solares fotovoltaicas para garantizar el suministro eléctrico las 24 h.

Sistemas antifugas para empleo familiar

Con la presente legislación de autoconsumo, las instalaciones de menos de cien kW/h prevén un mecanismo de compensación en la factura de la luz si cedemos la energía producida excedente a la red. Esta compensación nos asiste a hacer rentable mucho más velozmente nuestra inversión, con lo que el contraconvertidor fotovoltaico no posee bastante sentido para particulares que comienzan con el autoconsumo en el hogar.

Pero en ciertos casos la anticorrosión fotovoltaica tiene sentido. Por servirnos de un ejemplo, a nivel familiar, si disponemos una instalación del sol apartada de la red, se precisa un sistema antidescarga, tal como la utilización de baterías. Esto deja drenar el exceso a las baterías y en el momento en que están repletas, el sistema antifugas regula la producción de la manera frecuente.

Virtudes y desventajas

Ahora vimos que si no tienes conexión a la red eléctrica, con placas solares puedes gozar de tu consumo fotovoltaico, aun en el campo, en la playa o aun en tu autocaravana. Esa es la mayor virtud.

Si hablamos de una instalación realmente simple, con menos de cinco placas, indudablemente puede llevarlo a cabo usted mismo. En verdad, es muy posible que de esta forma sea, puesto que la mayor parte de las considerables compañías instaladoras no efectúan este género de instalación a una escala tan pequeña. Si esto sucede, despreocúpate, puesto que no hay conexión a la red eléctrica, la instalación es simple y no necesita de muchos trámites burocráticos.

Instalaciones solares recluidas

Por otra parte, hay instalaciones solares recluidas, en un caso así instalaciones eléctricas completamente independientes. O sea, no tienen ninguna conexión a la red de distribución eléctrica.

Exactamente la misma las instalaciones precedentes, estas asimismo tienen virtudes:

Sistema fotovoltaico con conexión.

En comparación con el esquema previo, los dueños que escogen integrar energía del sol pero quieren mantenerse conectados a la red tienen la posibilidad de dar de comer sus sistemas con menos elementos. En un caso así, por consiguiente, solo sería viable explotar la energía captada por el sol a través de la colocación de los cuadros y la integración de un inversor.

En estas elecciones, nuestra red funcionaría de manera afín a las baterías: en el momento en que se generara mucho más energía de la precisa, el exceso se desviaría a la red. El horario funcionaría al contrario en esos instantes en los que hubiese escasez de energía captada por el sol, como tras la puesta del sol.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir