Cómo dar luz a un cuadro

En este nuevo producto trabajaremos con una Técnica de Luz y Sombra. No vamos a entrar en datos, la iniciativa es trabajar y comprender de qué forma se maneja la luz y la sombra en un elemento, en un caso así una pera.

Ahora tengo lista la paleta. Vamos a emplear blanco titanio, amarillo medio, siena tostada, verde cromo y azul ultramar. Sugiero dividir la paleta en gamas frías y cálidas con el blanco en medio, de esta manera estamos trabajando mucho más cómodos.

Iluminación según los materiales del cuadro

En el momento de alumbrar un cuadro es requisito tener conocimiento de la tecnología libre y entender qué se desea hacer llegar con la obra. Además de esto, es esencial clasificar las piezas según los materiales con los que están efectuadas:

  • Fotografías en blanco y negro, piedra, metal o cerámica: son materiales muy resistentes a la luz que se tienen la posibilidad de mantenido en estupendas condiciones con una iluminancia de 300 lux.

Trabajar con prominente contraste

Emplear prominente contraste es un planeta en sí que transporta tiempo controlar. Se puede usar por múltiples fundamentos, cuya intención es producir la sensación de enorme iluminación es solo uno. La verdad es que para emplear el prominente contraste de manera asertiva y rápida, lo destacado es que nuestros ojos se contengan suficientemente apartados de lo que sea estemos pintando o dibujando.

Si ofrecemos bastante distancia a nuestro trabajo, en el momento en que pintemos parado o en un banco prominente, vamos a poder «sentir» mejor lo que hacemos, siempre y cuando nuestro trabajo no sea bastante grande, naturalmente. Caso de que nuestra obra sea muy grande, deberíamos separarnos regularmente de ella para entrar a la sensación que genera nuestra acción sobre el cuadro. Pero como aquí hablo de controlar el contraste, sugiero empezar con trabajos mucho más pequeños.

¿Qué lámparas seleccionar para alumbrar cuadros?

Un conjunto de pinturas de estilo collage que cuelgan en exactamente la misma pared de la salón de estar se puede alumbrar con múltiples conjuntos de luces incrustradas en el techo o colgantes laterales. Si los cuadros se distribuyen en forma de galería, en un pasillo o en una escalera, la opción mejor serían lámparas particulares en forma de apliques que se ponen sobre el marco o en la parte de arriba del marco, pero sin dejar sombras en la estancia.

Si deseas alumbrar una obra sobre el resto, puedes evaluar distintas elecciones: un foco para disponer o incrustrar en un mueble bajo la pintura, una tira de LED en el cuadro o una iluminación mucho más baja con un direccional instalación puntual en el techo o la pared.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir