Cómo poner un termostato de calefacción

El termostato inalámbrico se compone de 2 elementos: el termostato y la unidad de conexión a la caldera. Los termostatos inalámbricos acostumbran a venir con 2 placas. Uno es para utilizarlo como sobre de mesa al paso que el otro está perforado y se utiliza para sostenerlo si deseas colgarlo en la pared. Así lograras poner el termostato de manera cómoda en dependencia de la localización que hayas escogido.

Para disponer la caja de conexión en la caldera, primero debe abrirla. Puede llevarlo a cabo presionando con un destornillador. Monte el dispositivo en un espacio próximo a la caldera. Este aparato ha de estar conectado a la red eléctrica y tiene 2 tomas de conexión para tal fin. En uno hay que tender el cable de conexión a la energía eléctrica, y en el otro se toman los cables de control de la caldera que se conectan para poner el termostato. En las dos tomas se señala el cable pertinente a conectar. Una vez conectados los cables que corresponden, puedes cerrar la tapa de la unidad de conexión y poner los dos gadgets en la localización adecuada.

¿De qué forma emplear un termostato y ahorrar energía?

Para emplear un termostato apropiadamente y ahorrar energía, primero debemos aclarar ciertos conceptos sobre la temperatura:

  • Temperatura de inercia: Es la temperatura mínima en tu hogar, sin tener en consideración sostenerse cada día con las condiciones exteriores. Esto es dependiente de varios causantes, como el aislamiento de la vivienda, las paredes, la localización, la altura de la caja, entre otros muchos.

¿Qué llevar a cabo si necesito poner el termostato en otra habitación?

Una reforma en el hogar, una instalación de termostato mal planeada... en ocasiones puede ser preciso mudar la localización del termostato. Para realizar esto, si tiene un dispositivo con cables, va a deber prolongar los cables hasta el punto donde conectó la novedosa instalación.

Estos cambios son mucho más simples con los termostatos inalámbricos o inalámbricos, los que solo tienes que moverlos a la localización mucho más favorable y proseguirán andando. No obstante, debe tenerse presente que estos modelos marchan solo hasta alguna distancia del receptor instalado en la caldera.

Compatibilidad

La compatibilidad es probablemente el punto más esencial a estimar antes de obtener un termostato capaz.

Si logras uno que no funciona con tu sistema de calefacción, no te servirá de nada.

¿Qué mide el control termostático?

La medición de la temperatura ámbito interna es fundamental en el momento en que se efectúa el control termostático, pero hay una sucesión de causantes de contexto a estimar, así como:

  • Humedad: Del mismo modo que en tropical zonas, la sensación de congestión incrementa con la humedad relativa, con lo que es requisito medir este factor.
  • CO2: La concentración de este gas, producida por nuestra respiración, hace afecciones, con lo que debe sostenerse en unos límites.
  • Temperatura exterior: Medir esta variable para tomar en consideración el control de adentro puede ser de mucha ayuda en el momento de efectuar la regulación (p.ej. en sistemas hidráulicos). Asimismo puede asistir, por servirnos de un ejemplo, emplear aire limpio del exterior a lo largo de las noches de verano si tiene una temperatura correcta (“freecooling”).

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir