Conectar inversor a la red eléctrica

La red eléctrica es la fuente general de suministro de electricidad a nuestra vivienda o negocio, pero esta energía asimismo se puede conseguir mediante una instalación del sol que consigue su energía de la luz del sol. Las instalaciones solares afirman que las pretensiones de energía eléctrica se logren contemplar con la lograda por este sistema, con lo que no es requisito tomar la red eléctrica para tener esa electricidad.

No obstante, no debemos abandonar la red eléctrica para gozar de la electricidad que requerimos, si bien tengamos una instalación del sol que nos dé electricidad. Tenemos la posibilidad de conjuntar los dos métodos de distribución merced al empleo de un inversor híbrido del sol aexpert.

- Cuadros solares y también inversores apartados

Los cuadros solares se tienen la posibilidad de conectar a un inversor, así sea conectado a la red o apartado. En el momento en que el inversor está conectado a la red, recibe energía del panel del sol o de la red. En el momento en que la producción del sol es baja, el inversor cambia a la red pública a fin de que los gadgets conectados a él logren continuar andando.

Asimismo se puede conectar un inversor en una configuración apartada de la red como se explicó previamente. Tan rápido como los cuadros generan la energía requerida, el inversor empieza a supervisar los gadgets conectados.

¿Qué es un inversor del sol conectado a la red?

El inversor del sol, o inversor de conexión a red, se encuentra dentro de los elementos escenciales de un sistema del sol fotovoltaico. Estos gadgets electrónicos se usan para transformar la electricidad con apariencia de corriente continua (CC), que se crea en uno o mucho más cuadros solares, en electricidad disponible o corriente alterna (CA). O sea, en electricidad de 230V que tienen la posibilidad de usar los gadgets electrónicos, electrodomésticos y lámparas sin que se dañen.

Los inversores conectados a la red tienen la posibilidad de efectuar una doble función. Por una parte, está la conversión de la electricidad que usaremos en nuestra vivienda y, por otra parte, la conversión de la energía eléctrica que se inyecta a la red general en el caso de excedente de eficacia energética. Esto naturalmente es dependiente de la instalación del sol fotovoltaica. O sea, si está conectado a red o si está apartado -en este último caso no es necesario tener un inversor conectado a red para autoconsumo-.

- Evaluar apropiadamente el tamaño de la instalación

Como se señala, la primera cosa que hay que llevar a cabo es evaluar qué tamaño de instalación es el mucho más favorable. La manera mucho más simple de medirlo es conseguir el consumo de forma anual en kWh, bien mediante las últimas facturas o multiplicando por 12 el consumo de un mes habitual, si disponemos un consumo poco estacional. Esta cantidad da un valor aproximado que se puede emplear para calcular el tamaño perfecto de instalación. Eso lo enseñamos bastante superior en el POST "¿De qué forma calculo cuántos cuadros necesito para mi casa?".

Para consumos de hasta 8000kWh por año, por poner un ejemplo, sería preciso efectuar una instalación de unos 5kWp de panel.

CONEXIÓN DEL INVERSOR

Tras la instalación del inversor, la conexión a los cuadros ahora la red doméstica interna es realmente simple.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir