Diferencia entre la energia solar termica y fotovoltaica

Los sistemas fotovoltaicos transforman la luz del sol -radiación- en energía eléctrica. Ni una gota de agua se mete entre las placas, pero la energía se crea a través de la utilización de materiales semiconductores.

Procura frotar la manga de un suéter. Va a ver que los hilos se erizan gracias a la electricidad estática. Algo afín sucede con los equipos fotovoltaicos.

Energía del sol térmica vs. Energía fotovoltaica

Generalmente, la energía fotovoltaica es mucho más reciente que la energía del sol térmica y la tecnología es mucho más complicada. Por una parte, necesita la utilización de semiconductores de silicio en los cuadros solares, que son los responsables de producir electricidad al tomar contacto con los fotones de la luz del sol. Por otra parte, la energía generada es corriente continua, con lo que se necesitan uno o mucho más inversores para transformarla a corriente alterna, que es la manera más frecuente en los hogares y negocios.

Pese a esta mayor dificultad, no obstante, los sistemas fotovoltaicos semejan premeditados a eclipsar completamente a la energía del sol térmica, aun en el campo mucho más inexpugnable: el calentamiento de agua. Para poder ver las causas, hagamos una comparación en relación a ciertos componentes esenciales:

¿Qué son los cuadros solares térmicos?

Los cuadros solares térmicos, asimismo populares como cuadros solares recolectores o captadores, son cuadros usados para la obtención de energía térmica. Estos cuadros marchan utilizando la radiación del sol para producir energía térmica en la vivienda calentando el agua. El desempeño del panel del sol térmico es simple, lo que ocurre es que el medio caloportador —o fluido que recorre los canales del panel del sol— se excita. Este fluido, que puede ser agua o glicol, o una mezcla de los dos, pasa entonces al intercambiador de calor donde la energía se trasfiere al agua sanitaria conforme el fluido del panel recobra su temperatura frecuente. Estos cuadros solares tienen la posibilidad de ser de 2 tipos:

  1. Cuadros solares térmicos de recolector chato: Físicamente es muy afín al panel del sol fotovoltaico. Estos tienen una caja cuadrado cubierta por una placa de vidrio y otras cinco superficies opacas y recluidas térmicamente. Dentro de la caja está la placa metálica unida a los conductores por donde circula el fluido caloportador.
  2. Cuadros solares térmicos de tubo vacío: Estos cuadros solares térmicos tienen una construcción mucho más complicada. Tienen una tapa externa y múltiples cilindros vacíos. En ella están los recolectores lineales. El fluido caloportador circula por el mástil al que se unen los diferentes cilindros vacíos. Estos cuadros solares térmicos aprovechan mejor la energía del sol.

4 enormes diferencias entre los dos géneros de energía

  1. La energía fotovoltaica genera energía con la luz, si bien sea indirecta, con lo que crea luz aun en días nubosos. medida La energía del sol térmica, por su parte, es dependiente del calor que procede del sol, con lo que en los días nubosos y fríos se capta relevantemente menos calor.
  2. El excedente de una instalación fotovoltaica para empleo propio puede ser inyectado a la red y compensación contractual de este excedente, economizando en la factura de la luz. Esta alternativa no existe con un sistema del sol térmico.
  3. Las instalaciones solares térmicas solo se tienen la posibilidad de usar para calentamiento de agua y calefacción, con lo que su empleo es muy con limite en frente de las instalaciones solares fotovoltaicas, que desarrollan energía eléctrica que puede ser aprovechada para cualquier consumo eléctrico, incluyendo los aparatos de aire acondicionado y agua calefacción.
  4. Las instalaciones fotovoltaicas proponen mucho más elasticidad en el momento en que se instalan en cubierta, y tienen la posibilidad de instalarse coplanares, con lo que estéticamente son mucho más agradables que las instalaciones solares térmicas, que son muy grandes y tienen que tener una pendiente y una orientación concreta para marchar apropiadamente.

Fotovoltaica

Si la energía del sol térmica necesita un desarrollo térmico, la energía fotovoltaica necesita un desarrollo químico: radica en transformar la radiación del sol en energía por medio de una corriente continua conseguida a través de la utilización de materiales semiconductores. Esta conversión en energía es instantánea merced a los módulos fotovoltaicos.

El avance de esta energía renovable va bastante alén de la energía del sol térmica: el día de hoy se han instalado un total de 145 GW. Esta disparidad tiene una explicación fácil: la autosuficiencia; Se aconsejan los sistemas de energía fotovoltaica para el autoabastecimiento de electricidad. Esto llevó a los desarrolladores a desarrollar sistemas y módulos de almacenaje poco a poco más alcanzables y ejecutables para la población.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir