Energía nuclear es renovable o no renovable

Contestación al producto de opinión de Cristina Narbona que se titula Energía nuclear: ni verde, ni económica, ni segura anunciado por El País el 8 de enero de 2022.

La Comisión Europea ha anunciado una iniciativa sobre la clasificación de la energía nuclear y el gas natural como energía verde y también indispensable para descarbonizar la economía. El Gobierno español ha manifestado su desunión, según nuestro Plan Nacional Que viene dentro de Energía y Tiempo (PNIEC), con el aval de Narbona y dando la espalda a la ciencia en la situacion de la energía nuclear, con el JRC (Centro Común de Investigación), servicio científico y técnico de la Comisión Europea y su informe sobre la evaluación técnica de la energía nuclear con relación a el método de "no ocasionar daños significativos". Sí tiene una base científica clara en el rechazo a la inclusión del gas natural como energía verde, gracias a las altas emisiones de dióxido de carbono y metano provocadas por las fugas a lo largo del período.

Apuesta por las energías renovables

Si deseas apostar por un modelo energético mucho más sostenible, participa en un consumo de luz cien% verde y limpia con CreaEnergia. ¿Comprender mucho más? Llama al 900 37 75 46.

Gas natural... fósil

Pese al slogan natural, el gas todavía es un comburente fósil que ayuda al cambio climático. Más allá de que es verdad que es el que menos gases de efecto invernadero emite en comparación con el carbón y el petróleo, está lejos de ser considerado “verde” como asegura la Comisión Europea. El nombre de gas natural ahora es una manera de lavado verde, puesto que se compone primordialmente de metano (hasta un 97%), un fuerte gas de efecto invernadero que es hasta 80 ocasiones mucho más fuerte que el dióxido de carbono.

El gas se puede obtener de yacimientos subterráneos o submarinos. Frecuenta hallarse en depósitos de entre 1,5 y 4 km de hondura. La extracción de gas se puede aumentar a través de fracturación hidráulica o fracking. No obstante, esta técnica es muy contaminante y tiene un enorme encontronazo en el medioambiente; Aun puede ocasionar terremotos. En España, tras la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, se prohibió entregar nuevos privilegios a proyectos de fracking.

La energía renovable probablemente jamás va a llegar a Chernobyl HBO

De manera frecuente diríase que todas y cada una de las fuentes de energía del futuro combaten un triple problema: emisiones de CO2, continuidad del suministro y valor. No obstante, desgracias como las ocurridas en Chernóbil -de vuelta a esta época merced a la triunfadora serie de HBO- o mucho más últimamente en Fukushima, nos reportan de otro problema que, por increíble que parezca, no tiende a estar tan que se encuentra en el enfrentamiento. a nivel internacional: la supervivencia de nuestra clase.

Los defensores de la energía nuclear de forma frecuente citan accidentes con una cantidad enorme de víctimas, como los de la central de energía hidroeléctrica de Zhumadian (China, 1975) o la planta de pesticidas de Bhopal (India, 1984) para enseñar que los acontecimientos apocalípticos no son la única dominio de la energía nuclear. Pero el razonamiento de "y tú asimismo" difícilmente disipa las inquietudes sobre la seguridad de la energía nuclear. Además de esto, en contraste a otros acontecimientos trágicos, los efectos de Chernobyl o Fukushima van a durar una cantidad enorme de años y afectarán la salud pública, por más que las cantidades oficiales procuren esconderlo. Sencillamente pasamos, pero Pripyat todavía es una localidad en pausa. Radiación, único dueño. El gran sarcófago sobre la central eléctrica, nuestro legado para las generaciones futuras. La proliferación de materiales radiactivos, un señuelo para todos los que deseen transformarlos en armas.

La energía nuclear no es competitiva

En los EE. UU., el único trabajo en curso es Vogtle 3 y 4, en Georgia, que empezó en 2013, para 2017 el valor había incrementado de los 14 aguardados a precisamente $29.000 millones. Nuestra Agencia En todo el mundo de Energía Atómica, organismo desarrollado para impulsar el avance de la generación de energía nuclear, reconoció que precisa que los gobiernos aseguren: un marco de financiación atrayente, procesos de concesión de licencias que no provoquen retrasos, acompañamiento mediante diseños de reactores renovadores, nuevos, resguardar y desarrollar el capital humano, etcétera. O sea, la energía nuclear no es competitiva.

El largo periodo de construcción ayuda al volumen de inversión, puesto que demora en promedio nueve años, prácticamente una década. Esto no encaja en el tiempo libre para frenar el cambio climático. Aun si la novedosa planta de energía nuclear estuviese libre de los varios inconvenientes de esta tecnología, sencillamente no llegarían a tiempo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir