Esquema de tierra en instalación fotovoltaica

INTRODUCCIÓN: Hay una necesidad dominante de achicar el consumo de comburentes contaminantes y llevar a cabo un mayor empleo de las energías naturales como la eólica y la del sol. Esto nos transporta a la construcción de plantas fotovoltaicas (PV). Los módulos fotovoltaicos transforman la energía del sol en energía eléctrica en formato DC. En consecuencia, las instalaciones fotovoltaicas desarrollan corriente continua. y la tensión de desempeño se logra dependiendo del número de módulos fotovoltaicos puestos en serie y consigue tensiones entre 200 y 500 Vdc. Estos sistemas fotovoltaicos tienen la posibilidad de operar conectados a tierra o flotantes, las dos costumbres tienen virtudes y desventajas, pero en todo caso es primordial hallar fallas a tierra, conseguir fallas a tierra en sistemas AC es común, pero no encontrar fallas en sistemas DC.

CAUSAS DE ERRORES. El medioambiente influye de manera directa en el deterioro del aislamiento de los cables que conectan los módulos fotovoltaicos gracias a las elevadas temperaturas, rayos UV, entornos secos, tan húmedos que los conductores tienen la posibilidad de hundirse en agua; pero asimismo de forma indirecta por sobretensiones provocadas por las corrientes de descargas atmosféricas. Otras causas tienen la posibilidad de ser: envejecimiento del aislamiento, malas conexiones, daños mecánicos a lo largo de la instalación, roedores, etcétera.

Géneros de protección en instalaciones fotovoltaicas

Los diferentes elementos de protección que ya están en la instalación fotovoltaica tienen la posibilidad de se dividen en tres formas se clasifican:

  • Según el género de corriente: para continuas aquellas que se usan para la protección de los cuadros solares y su cableado. Acostumbran a instalarse seccionadores, pararrayos, y si van múltiples strings paralelamente, se agregan fusibles, tal como tomas de tierra en la composición de soporte de los módulos. Para la sección de CA, los elementos mucho más empleados son los disyuntores, los diferenciales y los protectores contra sobretensiones.
  • Según el género de instalación: se dividen en monofásicas y trifásicas. Las protecciones son exactamente las mismas que la clasificación previo, lo único que cambia es el modo perfecto de conexión.
  • Según el género de contacto: tienen la posibilidad de ser directos o indirectos. Los primeros resguardan a la gente en frente de los peligros derivados del contacto con partes vivas de la instalación. Acostumbran a estar establecidos en la regla UNE 20.460-4-41. Las segundas son las que se generan al tocar elementos que de manera accidental fueron puestos bajo tensión. Están regulados por la ITC-BT-08 y por la UNE 20.572-1.

Sistemas fotovoltaicos con o sin conexión a tierra

La protección contra rayos es esencial puesto que los rayos y las descargas eléctricas similares son entre las primordiales causas de fallas repentinas y también inopinadas de los sistemas solares.

Los relámpagos y las descargas eléctricas similares son entre las primordiales causas de las interrupciones repentinas y también inopinadas del sistema del sol. Los sistemas solares de manera frecuente se instalan en espacios libres, lejos de construcciones altas y, en consecuencia, son mucho más susceptibles a los rayos y los daños socios. Las sobretensiones o corrientes transitorias ocasionadas por rayos invisibles lejos del sistema del sol asimismo tienen la posibilidad de ocasionar daños.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir