Hay que declarar las subvenciones en la renta

En estas situaciones, el contribuyente no está obligado a integrar las subvenciones en la declaración del IRPF. Ciertos ejemplos son:

  • Posibilidades poco comúnes del Estado y pensiones por actos de terrorismo.
  • Asistencia para personas perjudicadas por el VIH.
  • Pensiones por lesiones o mutilaciones sufridas a lo largo de la Guerra Civil.
  • Indemnización por compromiso civil y seguro de accidentes.
  • Indemnización por despido o despido del trabajador.
  • Pensiones por incapacidad persistente de los gobernantes.
  • Intercambios públicos.
  • Rentas vitalicias por alimentos que reciben los hijos.
  • Premios literarios, artísticos o científicos.
  • Acompañamiento económico a atletas de élite.
  • Posibilidades por desempleo de solo una vez.
  • Compensación por participación en metas de cuidado de la paz.
  • Rentas conseguidas por trabajo en el extranjero.
  • Posibilidades por sepelio o inhumación.
  • Asistencia a colectivos desfavorecidos bajo riesgo de exclusión popular, en urgencia popular, sin educación, etcétera. se piensan ganancias patrimoniales todas y cada una de las subvenciones y ayudas recibidas que no estén similares con su actividad económica. Las próximas becas o subvenciones entrarían en esta categoría:

    • Adquisición o rehabilitación de vivienda
    • Programa de incentivos al vehículo eficaz (plan PIVE).
    • Asistencia del Plan Renove
    • Soporte para el pago del IBI
    • Herramienta para instalación de rampas y elevadores
    • Ayudas para compensar ciertos costos relacionados con la protección de la salud

    Subvenciones como desempeños de ocupaciones económicas

    El IRPF define actividad económica como toda actividad profesional que no pertenece a los desempeños del trabajo, incluyendo las sociedades de personas. Hacienda considera rentas de la actividad económica las subvenciones del Estado que se encuadran en las próximas costumbres:

    • Subvenciones continuas que reemplazan a las rentas ordinarias del ejercicio. Esta clase de rentas se piensan rentas de la actividad, tal y como si se hubiese producido una venta, por poner un ejemplo, ayudas de los municipios a los autónomos de la población, ayudas de las Comunidades Autónomas a los autónomos, etcétera.
    • Subvenciones que financian la adquisición de recursos socios a la actividad. En un caso así, se imputan como desempeños de la actividad en exactamente la misma proporción que la depreciación del inmovilizado respaldado por la subvención. Por servirnos de un ejemplo, si te has beneficiado del plan PIVE como emprendedor, este dinero va a ser considerado como mayor ingreso en el momento de efectuar la actividad.

    ¿De qué manera declarar las subvenciones y ayudas en el IRPF?

    La primera cosa que hay que entender es que con carácter general prácticamente todas las subvenciones y ayudas están sostienes al IRPF, con lo que es requisito declararlas, si bien existen algunas salvedades.

    ¿Se declaran, por consiguiente, las ayudas y subvenciones en el instante de su recepción? La contestación es sí. Las subvenciones y ayudas van a deber declararse siempre y en todo momento en la declaración del IRPF en el ejercicio en que se perciban, no en el ejercicio en que se concedan.

    Subvenciones consideradas como desempeños del trabajo

    Entre las subvenciones que se tienen dentro como complementos salariales y por consiguiente pasan a ser parte de la base imponible general, tributarán por consiguiente según lo sosprechado en las tablas del IRPF son los próximos:

    • Acompañamiento del gobierno para la adquisición de material escolar, introduciendo libros de artículo y material didáctico complementario y también informático.
    • Acompañamiento del Gobierno al comedor escolar
    • Acompañamiento al transporte escolar.
    • Vales de guardería ofrecidos por distintos comunidades
    • Ayudas de inserción popular y de urgencia, destinadas a contemplar los costos de nutrición, luz y agua
    • Acompañamiento del Gobierno para asistencia doméstica, si bien en un caso así, la prestación está exenta siempre y cuando la situación de dependencia haya sido conocida por la autoridad competente y el acompañamiento haya sido ciertamente concedido a través de la Ley de promuevo de la autonomía personal y atención a la gente en situación de dependencia.
    • Acompañamiento del Estado a mujeres víctimas de crueldad de género que están en situación de dependencia económica del atacante.
    • Acompañamiento económico del plan PREPARA

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir