Merece la pena cambiar gasoil por pellets

La comparativa entre calderas de pellets y calderas de gasóleo se fundamenta eminentemente en el género de comburente, precio y cuidado. El cambio de una caldera de gasóleo a una de pellets piensa un considerable ahorro económico en un largo plazo. Las dos calderas marchan con comburentes de eficacia energética comparable, pero el valor del biocombustible es menor. En la actualidad, los sistemas de calefacción diésel están entre los mucho más contaminantes (por la proporción de dióxido de carbono que emiten) y el valor del comburente usado (diésel) es mucho más alto.

La causa por la cual una caldera de pellets no emite gases contaminantes es que usa bioenergía, esto es, un comburente limpio y ecológico compuesto por restos orgánicos del cuidado forestal y restos de la industria maderera. En el momento en que se utiliza de forma perfecta, las emisiones de dióxido de carbono (CO) son próximas a cero. Cambia de una caldera de gas natural a una de pellets para eludir la cuota mínima. Hablamos de una casa unifamiliar de precisamente 200 m2, delegados en 3 plantas.

¿Por qué razón merece la pena substituir la caldera de gasóleo por pellet?

Comencemos por el punto que es de máxima importancia para esos que se han planteado ofrecer el salto a los pellets: el valor; algo que indudablemente asimismo va a llamar la atención de esos que aún no se han planteado. El incremento incontenible del precio de la factura de la luz es un serio problema para muchas familias. El diésel es un comburente que es dependiente de causantes externos que tienen la posibilidad de influir en el valor del kW/h; este es el primordial inconveniente de su incesante variación. Los pellets, por su lado, se distinguen por su seguridad de costes, con oscilaciones considerablemente más ligeras, lo que contribuyó al ahorro en frente de otros comburentes, transformándose en el ganador absoluto en esta categoría.

Charlamos del precio, que es increíblemente esencial en un área como el aire acondicionado familiar en los meses mucho más fríos. Pero no tenemos la posibilidad de pasar por prominente ciertos datos sobre la seguridad. Así sea a lo largo del desempeño o a lo largo del encendido, la utilización de pellets siempre y en todo momento es mucho más seguramente la utilización de una caldera de gasóleo. La instalación no se queda atrás, con lo que en la situacion de la caldera de gasóleo hay que tomar en consideración el Real Decreto 1523/1999, donde hay que fijarse en datos como el cuidado o la distancia mínima.

Cuidado de una caldera de pellets

El cuidado asimismo hay que poseerlo presente en el momento de conseguir una caldera de pellets.

El usuario debe prestar particular atención a la acumulación de restos y cenizas creadas por la combustión de pellets.

Modulación

Los calentadores habituales por norma general marchan de una a tres fases. O sea, si bien no sea preciso y su desempeño se utilice solo para algo mínimo, el aparato aún pasaría una etapa completa, a lo largo de la que la combustión sería bastante excesiva para lo que verdaderamente se quiere. Por otra parte, con las novedosas calderas de biomasa se puede modular el consumo de forma mucho más eficaz, de forma que el consumo de biocombustible va a ser gradual y proporcional a la necesidad real. Así, unicamente se consume lo preciso.

Las calderas de biomasa acostumbran a constar de un sistema de refrigeración por agua, de esta forma evitas probables sobrecalentamientos. Pues en el momento en que la biomasa entra en la cámara de combustión, es imposible parar la combustión tan veloz como el diésel o el gas.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir