Placas solares para agua y calefacción

Uno de los más importantes costos del hogar a lo largo de la temporada de frío es el consumo de calefacción, primordialmente electricidad si utilizamos termo eléctrico; pero asimismo para el consumo de comburente en calderas de gas butano, gasóleo, propano o biomasa (calderas de pellets). No obstante, utilizando la increíble localización geográfica donde vivimos, tenemos la posibilidad de utilizar la energía del sol para calentar nuestro hogar en invierno.

La utilización de la energía del sol térmica de una vivienda puede darnos agua ardiente y calefacción prácticamente sin costos de desempeño. Pero, ¿qué es y de qué manera tenemos la posibilidad de instalarlo?

Virtudes de la calefacción con energía del sol

La calefacción con energía del sol deja explotar los fotones del sol para transformarlos en energía eléctrica o térmica, según el género de cuadros que tengamos disponer Una energía limpia que protege para el medioambiente y que deja calentar la vivienda de manera completamente sostenible y eficaz y que además de esto nos asiste a ahorrar una cantidad esencial a fin de mes.

El sol es una fuente de energía insaciable y no contaminante, un sistema eficaz, económico y sostenible que nos da la energía que consumimos. Además de esto, mientras que los costes de los comburentes y la electricidad no dejan de subir, la energía del sol se muestra como una opción alternativa interesante y poco a poco más requerida por los usuarios, que van a ver reducidos sus costos por mes al tiempo que cuidan el medioambiente. .

¿De qué manera marchan los cuadros solares para agua sanitaria y calefacción?

Para comprender de qué forma marchan estas instalaciones térmicas, no debemos olvidar que los cuadros solares para agua sanitaria constan de múltiples elementos.

Bombas de Calor

Las bombas de calor tienen una función muy particular y en la actualidad son entre las opciones mucho más aconsejables para ahorrar energía eléctrica en la vivienda. Estos aprovechan la energía de un medio frío, como el aire, el agua o la tierra, y la transmiten a un medio mucho más caluroso. Se usa para el suministro de agua ardiente sanitaria, calefacción y refrigeración. Si se hibridan con energía del sol, se puede conformar un sistema prácticamente absolutamente renovable, y mucho más eficazmente que cualquier otra solución. La hibridación en un caso así debe efectuarse con cuadros solares fotovoltaicos, en tanto que este dispositivo marcha con electricidad y, además de esto, consume muy poca energía.

Si elegimos por disponer una instalación del sol fotovoltaica en el hogar, tenemos la posibilidad de emplearla para calefacción central del sol. La energía del sol para calefacción en un caso así funcionaría mediante la electricidad generada en los cuadros solares fotovoltaicos, permitiéndonos achicar relevantemente el coste de desempeño de los calentadores tratándose de un sistema de autoconsumo. Asimismo estarían incluidos en un caso así los termos eléctricos, tal como los acondicionadores de aire en modo calefacción y algún otro aparato eléctrico designado a este fin.

Otros elementos de un sistema del sol térmico.

Otro aspecto a tener en consideración es que para explotar lo que la energía del sol puede dar a la climatización, los captadores van a ser solo parte del sistema.

Válvulas y bombas que fomentan el movimiento del fluido a través del sistema en el del costado, un factor esencial con lo que puede representar para la factibilidad de disponer este sistema en el hogar es el termotanque.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir