Por qué las luces led quedan encendidas

Hay una secuencia de inconvenientes recurrentes que tienen la posibilidad de aparecer al sustituir nuestras viejas lámparas halógenas, incandescentes o fluorescentes compactas con LED. Estos inconvenientes se dan en el momento en que ahora hemos apagado la luz con el interruptor y teóricamente la novedosa lámpara LED habría de estar absolutamente apagada, pero lo que pasa es:

  1. La novedosa lámpara LED comienza a parpadear
  2. La novedosa lámpara LED continúa a medio prender.

Interruptores con señalización de neón

Es bastante común conseguir interruptores con una pequeña luz de neón que nos asiste a hallarla en la obscuridad.

Fallo de montaje del interruptor

Los electricistas, mucho más apasionados que expertos, asimismo cometen fallos en el momento de montar las llaves encargadas de prender y apagar las luces. Esta se encuentra dentro de las primordiales causas por las que apreciamos que las luces LED continúan encendidas por un tiempo.

A las lámparas, la etapa y el neutro, llegan 2 cables, y en el momento en que se apagan, se corta la etapa. No obstante, si la instalación se efectúa incorrectamente, el neutro va a estar en cortocircuito, con lo que probablemente halla una pequeña derivación que provoque que la lámpara se prenda. La solución aquí es desarmar el interruptor y enrutar los cables adecuadamente, lo que solo transporta unos minutos.

Instalación errónea del interruptor

Si tienes entendimientos básicos de electricidad, vas a saber que la instalación cableada se compone de cables bifásicos y neutros. La función de los interruptores de pared es “desconectar” la etapa desde que los pulsamos. No obstante, en ciertos casos, la instalación la efectúan manos inexpertas, y el interruptor ocasionalmente corta el neutro.

Lo previo puede ocasionar que corrientes residuales lleguen a las lámparas LED y las contengan encendidas, si bien muy débilmente.

Instalación errónea de los interruptores

Posiblemente este inconveniente se deba a que los interruptores no están instalados apropiadamente. Esta situación es muy habitual y radica en un fallo de montaje.

Una lámpara recibe nutrición de 2 cables: el conductor de etapa y el neutro. Al apretar el interruptor para apagar la luz, debería interrumpir la corriente que recibe de etapa, pero en ocasiones no se montan adecuadamente y cortan el neutro. Esto puede ocasionar una pequeña derivación para dejar que la corriente se mueva desde el conductor activo al conductor de tierra, interfiriendo con la luz LED.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir