Que si quiero o que si tengo

¿En algún momento has planeado exactamente en qué cosas verdaderamente merece la pena enfadarse y tener un instante desapacible?

No se me suceden varios, si lo pensamos bien no tenemos la posibilidad de enumerar mucho más de 3 o 4. No obstante, ¿por qué razón podemos encontrar todos y cada uno de los días instantes apasionantes personales y expertos, así sea en familia? ¿Quiénes no charlan entre ellos? , amigos heridos por las reacciones del resto o parejas que discuten sin fundamento esencial?

Si debo preguntarte... ¿De qué manera supero las altas esperanzas de mi pareja?

  • Si debo preguntarte, lo voy a hacer: Hazle comprender a tu pareja cuáles son tus preferencias. Cada individuo es diferente y lo que es esencial para ti puede no serlo para esa persona. Nuestro colega no debe ofrecer por sentado lo que aguardamos. Por consiguiente, la comunicación es primordial para expresar a cada integrante de la pareja dónde se encuentran sus límites cerca de la relación y qué aguardan de ella. Si debo preguntarte, comprenderé que no eres un adivino de mis pensamientos.
  • Establece dónde se encuentran tus límites: los puntos que no son discutibles para ti. Sea claro, piense en los límites esenciales para usted. ¿Qué aspecto no toleras en una pareja bajo concepto alguno?
  • ¿Qué una parte del enfrentamiento aparece de la relación y qué una parte de una expectativa personal insatisfecha? Ponerle la mochila al otro por no realizar lo que deseamos, al tiempo que la pareja puede no tener iniciativa de lo que deseamos. Establece si el enfrentamiento se apoya en esperanzas o si verdaderamente es un inconveniente en la pareja.
  • Detectar las propias faltas cariñosas, que puedo poner en el otro. Exprese estas pretensiones y evite poner esta compromiso en el colega.
  • Elasticidad: considera que tu pareja difícilmente encajará en un preciso molde, por bastante idealismo que hayas llegado a opinar. Buscar una relación donde el otro deba realizar todo cuanto deseamos es un fallo. Es conveniente tener algunas esperanzas, mientras que no sean extremas y se entrometan en la relación.
  • Respeto, prepárate para negociar las diferencias en la pareja.
  • Admitir a esa persona como es, sin procurar mudarla todo el tiempo.

Al fin y al cabo, es primordial en las relaciones sanas partir de la iniciativa “si debo preguntarte, te agradeceré que poseas presente mis pretensiones, y si no, lo comprenderás”. que eres diferente y que no debes realizar todo cuanto yo deseo".

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir