Sistema solar aislado de la red

Tener cuadros solares para producir energía es una increíble inversión, nuestros sistemas están diseñados para estar operativos por 30 años y sostener una eficacia del 80%. bastante. Pero no debemos olvidar que como toda tecnología, nuestros sistemas solares precisan cuidado, predominantemente de manera precautoria para conseguir los mayores provecho probables y eludir costos insignificantes o aun dejar de producir la electricidad para la que están preparados. El cuidado mucho más popular para cuadros solares es limpiarlos y naturalmente lo esencial, pero no es lo único que tenemos la posibilidad de llevar a cabo para financiar nuestra inversión.

En CPM Del sol te damos un análisis técnico del desempeño del sistema, primordial para entender el estado de tus cuadros y excluir o advertir fallos que logren producir costos insignificantes. Con nuestro aparato especializado verificamos la irradiación, la temperatura y las condiciones en las que trabajan las celdas, efectuamos pruebas térmicas y procuramos fallas que los cuadros logren tener desde adentro y que logren perjudicar el desempeño final. El análisis nos deja conseguir los elementos que no hacen su trabajo apropiadamente, las fallas que afectan la generación de energía en sus cuadros van desde cosas sencillos como sombras o mugre, fugas de energía o aun daños en los cuadros que a veces no tienen la posibilidad de arreglar. perceptibles a fácil vista, como las microfracturas. El saber de todos y cada uno de los análisis especialistas nos es aporta un beneficio para la instalación, a comprender cuándo es el instante de reemplazar piezas como inversores o aun a reclamar garantías sobre los equipos de ser preciso. Tener todos nuestros equipos en perfectas condiciones se traduce naturalmente en una mayor generación de energía y esto también en términos económicos, un sistema andando al cien% de su aptitud da un mayor ahorro económico.

Dimensionamiento del sistema fotovoltaico apartado

Un sistema fotovoltaico apartado puede diseñarse para dar cualquier género de carga, cualquier capacidad nominal y cualquier proporción de energía.

Naturalmente, cuanto mucho más fuerte es el aparato que precisa nutrición y mucho más tiempo marcha, mucho más energía consume y mucho más grande ha de ser el sistema fotovoltaico apartado para agradar sus pretensiones de energía.

No falta la luz

Es muy normal que tus clientes del servicio se preocupen si se quedan sin luz a una hora cierta del día, pero como comentábamos, las pilas están cargadas de guardar la energía eléctrica precisa, con lo que es del mismo modo esencial que antes de arrancar la instalación, realices una evaluación de la proporción de energía que consumen frecuentemente, a fin de que no les falte.

Al tener un sistema del sol apartado, tus clientes del servicio tienen la posibilidad de gozar de plena autonomía con las compañías productoras de energía, con lo que prosiguen protegidos en el caso de que suba la cuota.

Controlador de carga

Los controladores de carga son los responsables de regular y regular la carga de las baterías solares, eludiendo descargas no deseadas y sobredescargas. Estabiliza el voltaje de la energía producida por los cuadros solares a un nivel preconfigurado por la instalación de baterías (12, 24 o 48 voltios).

Se dedican a transformar la corriente continua en corriente alterna para su empleo. Es requisito disponer un controlador de carga a fin de que resulte posible la carga de las baterías fotovoltaicas.

Inversor

Transforma la energía captada por los cuadros solares en electricidad, la administra inteligentemente para contemplar la demanda de consumo y usa el excedente para cargar el banco de baterías. Hay tanto monofásicos como trifásicos y en infinitos rangos de capacidad.

Amontonan energía, permitiéndonos tener ella en instantes de baja generación (días nubosos) o nula (noche). Aparte de la tecnología que escojamos para nuestro banco de baterías (plomo ácido; AGM; gel; litio) en instalaciones recluidas, debemos emplear siempre baterías estacionarias de período profundo (Deep Cycle) cuya técnica de diseño les deje aguantar ciclos regulares. descarga, asegurando de esta manera la autonomía y sostenibilidad del banco.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir