Tipos de baterías para placas solares

Las baterías para cuadros solares son acumuladores de energía que se tienen la posibilidad de usar para guardar la electricidad generada en los cuadros solares. Estos nos presentan la oportunidad de desconectarnos absolutamente de la red eléctrica, de manera que no debamos abonar sobrecostes. Son elementos indispensables de las instalaciones solares fotovoltaicas recluidas en las que es requisito tener una fuente de energía eléctrica en los instantes en los que se trabaja sin luz.

Logramos hallar diversos tipos de baterías solares en función de los materiales con los que están fabricadas, como las baterías de gel para cuadros solares y las baterías de litio para cuadros solares, tal como de su función y acabado. Estos son los primordiales modelos

Baterías monoblock

Las baterías monoblock son las mucho más usadas en el campo fotovoltaico gracias a su increíble desempeño, sus especificaciones técnicas las transforman en una enorme opción para la acumulación de energía y rentabilidad del montaje fotovoltaico al momento.

En el momento en que charlamos de baterías monoblock, hablamos a un tipo concreto de tecnología. Esto quiere decir que la batería se compone de un solo elemento.

Baterías Monoblock

El modelo más habitual, sugerido y económico para su empleo en instalaciones solares de baja y media capacidad son las baterías abiertas monoblock de plomo-ácido. Estas baterías están destinadas al empleo de aparatos eléctricos sencillos sin motor (lámparas, hornos microondas, televisores...). Hablamos de poderosos baterías para instalaciones solares de autoconsumo. Muy extendido en caravanas, furgonetas "campings" y pequeñas viviendas o cobertizos de almacenaje o herramientas.

Este género de batería tiene la posibilidad de tener 3 o 6 celdas internas de 2V cada una, conectadas entre sí para conformar un solo bloque de 6V y 12V respectivamente. Las celdas de estas baterías monobloque están fabricadas de plomo y electrolito. En lo que se refiere a las habilidades de estas baterías, se puede destacar que las hay de todo género: desde <100Ah hasta 800Ah.

GEL Baterías de electrolito de gel

Las baterías de electrolito de gel o gel tienen ciclos de prominente desempeño, lo que las hace idóneas para instalaciones medianas y enormes que se estima que funcionen a lo largo de largos periodos de tiempo o donde el cuidado es realmente difícil de efectuar. . El gel que los compone se consigue a través de el electrolito con una sílice informe, dando como resultado un complejo con la rigidez de tal gel.

Las baterías estacionarias son idóneas para instalaciones que consumen todos los días y a lo largo de un buen tiempo. Esto se origina por que tienen una extendida vida útil, mucho más de 20 años, y dejan ciclos de descarga diarios profundos con geniales desenlaces para cualquier clase de consumo.

Problemas de las baterías solares de plomo-ácido FLA:

  • Necesitan un cuidado regular (revisar el nivel de agua destilada cada 4 meses).
  • Gracias a la evaporación de los gases, tienen que ponerse en un espacio ventilado.
  • Tienen la posibilidad de filtrarse por las ventanas de ventilación.
  • Tienen que ponerse siempre y en todo momento en vertical.
  • Poca hondura de descarga (DoD), cerca del 30 %.
  • Peso alto.

Afín al previo (FLA de plomo ácido) pero usando una malla de fibra de vidrio (Absorbent Glass Mat) en vez de agua destilada. Además de esto, tiene válvulas que presurizan la batería, lo que se señala con la abreviatura VRLA (Valve Regulated Lead Acid). La primordial optimización es que el interior está absolutamente apartado del exterior (no hay ventanas de ventilación), con lo que no necesitan cuidado y se evitan infiltraciones.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir