De qué están hechos los radiadores

El trabajo de un radiador es eludir que el motor se sobrecaliente y asegurar que siempre y en todo momento ande al límite desempeño, pero ¿qué material es perfecto para mi radiador? En Radiadores Fortaleza te mencionamos que el más destacable radiador es el original que sale de factoría, no obstante, buscar uno alterno afín al de factoría sería la opción mejor.

El material es primordial

¿De qué están hechos los radiadores? Materiales mucho más usados

  • Hierro colado. Este es el material con el que se fabricaban los radiadores mucho más usados anteriormente y todavía se emplea hoy en día. Es fuerte, duradero y retiene el calor a lo largo de bastante tiempo. La desventaja es que transporta bastante tiempo calentar la habitación. Seguramente viste estos radiadores en más de una ocasión y es verdad que no son los mucho más lindos. Pero con una mano de pintura y una migaja de imaginación vas a tener un radiador que adorna la habitación.
  • Grano. Los radiadores de grano son los mucho más lindos y colgados en la pared de tu salón semejan una obra de arte. Su desempeño es eléctrico y sostiene el calor en el transcurso de un tiempo. Su valor es prominente, pero son perdurables y un factor agregada de decoración.
  • Chapa de acero. Son los que se calientan mucho más veloz que los elementos de los que están hechos los radiadores, si bien pierdan calor con exactamente la misma velocidad. Son durables y modernos. Puede poner uno del techo al piso y personalizar ese espacio monótono que no utilizaba antes.

Estos son los materiales más habituales en la producción de radiadores. Ciertas mucho más tradicionales, otras mucho más contemporáneas, pero todas y cada una idóneas para tu hogar y cumpliendo su función perfectamente. En este momento que ya conoces de qué están hechos los radiadores, entra en nuestra página web y pídenos información, vamos a estar contentos de guiarte.

Radiadores de fundición de acero

Fabricados con elementos de fundición de acero, son los radiadores con mayor inercia térmica y con mayor confort puesto que las variantes de temperatura no son aceptables por el calor del fluido de transferencia. La primordial desventaja es su prominente valor y nuestro peso del radiador, que frecuentemente provoca que sea irrealizable colgarlo en una habitación.

Virtudes de los radiadores de acero

  • Los radiadores de acero llenan menos espacio que otros materiales.
  • Es un material económico que marcha realmente bien.
  • Es un material que, merced a los adelantos de los últimos tiempos, es mucho más fuerte a la corrosión.
  • Estos radiadores son simples de disponer, en tanto que pesan poco y tienen un tamaño achicado.
  • Es un material muy simple de arreglar.
  • En la actualidad hay una extensa variedad de diseños, desde viejos radiadores hasta cuadros ornamentales fabricados en chapa de acero.
  • La corrosión les perjudica muy y rapidísimo, si son de mala calidad, y en el momento en que se para el sistema de calefacción comienza la corrosión interna.
  • No tienen buena resistencia mecánica, los golpes brincan y desfiguran la pintura.

Válvulas termostáticas

Las válvulas termostáticas son los elementos que dejan regular la temperatura. Constan de 2 partes:

  • Válvula termostática. Está en la entrada de agua del radiador.
  • Cabezal termostático. Ingrediente termosensible que abre, cierra o controla la proporción de agua que circula por el interior del aparato dependiendo de la diferencia entre la temperatura ámbito y la que se quiere conseguir.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir